25 de Marzo de 2017

Infraestructuras adicionales

El ISFOC, en aras de aumentar la eficiencia energética de sus instalaciones, dispone de un sistema híbrido para autoconsumo que consigue unas reducciones importantes en la demanda de energía para la climatización de su edificio procedente de la red eléctrica. Este sistema utiliza una instalación de concentración fotovoltaica con una potencia de 22,5 kWp, unas bancadas de baterías con una capacidad de 110 kWh y la red eléctrica como respaldo para, a través de unos gestores de red con una potencia total de 45 kW, gestionar estos diferentes flujos de energía de manera que se aproveche al máximo el recurso solar.

De esta manera, en caso de excedente de energía debido a una alta irradiación solar y un bajo consumo, los gestores de red cargan las baterías. Si las baterías están ya cargadas por completo y la demanda es reducida, se restringe la producción de la instalación de concentración fotovoltaica. En cambio, si no hay energía suficiente debido a poca o ninguna irradiación solar y un elevado consumo, suministra la energía restante a través de las baterías; y si las baterías están ya descargadas o si hay una demanda elevada y no hay suficiente irradiación solar, los gestores de red pueden conectarse a la red eléctrica garantizando así el suministro en todo momento.

El sistema se encuentra completamente monitorizado, lo que ayuda a desarrollar el uso de la tecnología de concentración fotovoltaica en este tipo de aplicaciones. Además, gracias a su estructura modular, permitire incorporar otros componentes en el futuro.